Seleccionar página

Si llevas un tiempo dedicado a tu negocio y ya tienes una cifra de ventas bastante sostenida, aunque todavía no generes beneficios…  ¡Felicidades! has traspasado la fase inicial de la escala de crecimiento de un negocio. Ahora ha llegado el momento replantearte hacia a dónde va tu proyecto y tal vez necesitas contratar algún empleado para alcanzar nuevos objetivos. Durante este tiempo has estado aceptando todo tipo de trabajos, obsesionado con encontrar clientes como fuera e invirtiendo miles de horas en llevar a cabo TODAS las tareas del negocio –desde optimizar el SEO, escribir en html, además de paquetizar tus propios servicios y entregarlos a tiempo-.

La estrategia ha dado resultados y ahora nos toca revisar los precios y conseguir que los ingresos superen a los costes.

Fase de Supervivencia: delimita tus objetivos

En esta fase piensa, ¿Qué quieres para tu negocio? Crecer, dedicarte sólo a un tipo de cliente, asumir más proyectos, mantenerte en el auto empleo, subir de nivel y explorar más mercados…

No hay respuestas correctas, porque en esto influye la situación personal de cada emprendedor. Puede ser que tu visión a medio/largo plazo sea crecer y ampliar el negocio para dedicarte a clientes más exclusivos, pero que en este momento tu vida personal no te permita hacer esta inversión en tiempo y esfuerzo… no pasa nada, no hay que precipitarse. Podemos dejar congelados los objetivos a medio/largo plazo tranquilamente sin que nos tengamos que agobiar por llegar allí ahora.

Fases Crecimiento de un negocio . Cuando contratar a un empleado

¿Cuánto cuesta contratar a un trabajador?

 

Si eliges crecer, elevar tu modelo de negocio, los beneficios te permiten financiar el crecimiento -o tienes opciones de financiación que no van a comprometer tu activo- y tienes buena salud financiera: vas a necesitar crear un equipo para delegar con efectividad.

La pregunta que siempre nos viene a la cabeza es ¿Y cuánto me va a costar contratar a un empleado? Formar equipo no es fácil ni barato, pero es el único camino disponible para escalar una empresa, es así… Es una inversión que haces en tu negocio, que te va a proporcionar recursos (tanto en tiempo como en talento) y que bien planificada, con unos objetivos medibles, pactados con la otra persona y buen entendimiento, va a hacer crecer a tu empresa en números y a tí como líder.

Desde un punto de vista financiero tenemos que calcular detalladamente la estructura de costes, para ver qué objetivos económicos tenemos que marcarnos cada mes para no perder dinero. Para que te hagas una idea el coste medio diario por contratar a un empleado es de 80-180€, dependiendo del rango de salarios acorde al puesto que vas a cubrir, para estas cifras hemos calculado un rango de entre 10.300 € anuales y 30.000 €.

Para que tengas una orientación, el BOE publica unas tablas salariales en función del convenio colectivo en el que te muevas. Aunque personalmente encuentro los salarios indicados muy por debajo del valor de mercado, te darán un indicador del salario mínimo que por ley has de alcanzar. Puedes encontrar las tablas salariales de la mayoría de convenios en este link del Departamento de Trabajo. Está desglosado el Salario Base, el Plus por convenio y Salario total por cada categoría profesional. A partir de ese salario mínimo puedes negociar al alza con tu empleado, eso ya está en tí y en el perfil que estés buscando: a mayor experiencia más se cotiza un empleado.

¿Cúantas personas necesito contratar?

No hay una regla universal para establecer una empresa de éxito: tú propio modelo de negocio te dirá cuántos trabajadores necesitas, qué perfiles y cuántas horas.

Vamos por partes:

Primero tenemos que saber hacia a dónde queremos ir: expandirte internacionalmente, elegir proyectos a los que dedicarte  y descartar los que no te gustan, explorar nuevos mercados, tener más tiempo para tí…

Haz una lista de las cosas que haces que aportan valor al negocio y otra lista de las cosas que puedes delegar sin problema.

Enfócate a dedicar a partir de ahora el máximo tiempo posible a aquello que suma, lo que hace que tu negocio sea diferente del resto.

Si eres un diseñador gráfico o un fotógrafo lo que aporta valor es tu visión del arte, tu personalidad y lo que transmites al cliente. Puedes contratar a un empleado que comparta tu visión y que te haga de soporte: edición, propuestas de proyecto, bocetos etc. (aunque luego lo pases por tu filtro). En este caso valora las horas que necesitas contratarlo, quizá para empezar con una media jornada ya te libera de carga de trabajo y a medida que puedas incrementar el volumen de clientes, le amplias la jornada. O por el contrario, puedes contratar dos trabajadores a media jornada, uno asignado a primer contacto con nuevos clientes y gestión de la agenda; y otro dedicado al soporte de tus tareas directas.

Contratar dos personas a media jornada sale entre un 10-12% más caro que contratar solo una persona a jornada completa, porque hay costes fijos (seguros, asesoría laboral, etc) que se pagan por cada empleado, pero debes valorar lo que va a ayudarte a delegar tu trabajo y liberarte de tiempo para enfocarte al objetivo que te has marcado.

Si eres una strartup o tienes un negocio online subcontrata todo lo que puedas. Quizás no te hace falta tener un administrativo dedicado 8 horas a gestionar la contabilidad, nóminas y facturas, puedes subcontratar la asesoría laboral, la gestoría y las finanzas a otros autónomos.

TIP: Cuando estés en proceso de contratación, plantéate buscar a personas que añadan habilidades y talentos que tu no dominas para para ofrecer un servicio global en tu negocio. Por ejemplo si eres consultor de marketing, puedes contratar a alguien experto en SEO, en diseño web, etc. para ofrecer una consultoría integral de marketing digital. Esto incrementará el valor de tu negocio y al llegar a más público objetivo es fácil que llegues más rápido al punto de equilibrio del que hablaremos a continuación.

Caso real:   «Soy autónomo y quiero contratar un ayudante para realizar proyectos de obras»

  

Esta semana hemos analizando este mismo tema con un cliente dedicado a proyectos de diseño y obra. En su sector tiene un mercado al que llega fácilmente a través de referencias, su calidad es buena por lo tanto los clientes están satisfechos y le funciona el boca-oído. Por el contrario, financieramente la solvencia a corto plazo es muy justa, está pecando de fiar a clientes conocidos y hay meses en que se enfrenta a tensiones en tesorería porque se le junta el retraso en el cobro de clientes con el pago el adelanto del siguiente proyecto. Para cubrirlo dispone de una póliza de crédito con su banco. A pesar de que la empresa es rentable y las ventas son crecientes observamos un descontrol administrativo importante.

A partir de las cuentas de su gestora y de su propio feedback, estudiamos los costes laborales que le suponía contratar un asistente y el resultado fue que por cada día laborable, su punto de equilibrio –esto es la cifra en la que cubre todos los gastos sin generar aún beneficios- estaba en 115€ diarios, es decir si contrataba un ayudante, éste le tenía que generar valor por esta cifra.

Para ello le hicimos varias recomendaciones: ampliar capital para cubrir la financiación que tenía contratada con el banco, así reduciría costes financieros. Reducir el saldo de la cuenta de clientes -en línea con las empresas de su sector- y con esta mejora en tesorería podría hacer frente al pago de su empleado con más soltura.

Además establecimos tres escenarios: optimista, pesimista y medio. En cada opción nos planteamos un supuesto de volumen de ventas para ver cómo afectaría a la cuenta de resultados y en concreto al beneficio final contratar este nuevo ayudante, así pudimos comprobar que a un nivel determinado de ventas no solo recuperaba la inversión en personal, sino que empezaba a ver crecimiento.

En resumen, para poder crecer has de dar el paso de formar equipo. Pero antes debes analizar bien la salud financiera de tu negocio, no te quedes sólo con la idea de que «cada vez genero más ventas», intenta profundizar un poco más.. cuál es el plazo de pago medio de los clientes, cómo voy a financiar los primeros meses de nóminas de mi empleado, hay tensiones de tesorería en mis cuentas?

Si te encuentras en una situación parecida y quieres que analicemos tu negocio en profundidad antes de dar el paso, estaremos encantados de ayudarte!

Cómo hacer rentable el negocio de la restauración en la «nueva normalidad»

El sector de la restauración es uno de los más afectados por las medidas de aislamiento social que se aplicaron durante el estado de alarma para hacer frente al coronavirus. Según un estudio de la compañía CHD Expert, el mercado de foodservice (restaurantes, bares y...
Leer más..

Problemas de liquidez: aspectos a tener en cuenta al pedir un préstamo

  El parón de la actividad económica durante el estado de alarma decretado para hacer frente a la crisis sanitaria y las consecuencias económicas que se derivarán en los próximos meses, seguramente están haciendo...
Leer más..

¿Qué hacer cuando la previsión de ventas se va al traste por el coronavirus?

Antes de iniciar el año seguramente hiciste una proyección de ventas para este 2020, basándote en los datos de ejercicios anteriores. En función de esta previsión, obtenemos conclusiones sobre cómo podemos actuar durante el año siguiente: cuánto debes invertir, si...
Leer más..

Medidas para mantener a flote tu empresa en tiempos de Coronavirus

No es nada nuevo que ahora mismo estamos en un momento muy complicado, ya que la imprevista caída de la actividad económica que está provocando el coronavirus, perjudicará a muchas empresas (sobre todo Pymes) y a la economía en...
Leer más..

Ranking de las principales entidades bancarias con operativa en España

Los autónomos y Pymes al no ser asalariados, no obtienen los beneficios de acceder a productos como las cuentas nómina. Necesitan un tipo de cuenta, con unas condiciones específicas que se ajusten a las necesidades que tendrán en su...
Leer más..

Si te ha gustado compártelo!

Suscríbete!

Apúntate a la newsletter para recibir novedades y tips que te ayudarán a organizar las finanzas de tu negocio.

Apuntate a la newsletter

Bien! Ves a tu bandeja de entrada y recibirás un email