Seleccionar página

¿Ya has analizado la cuenta de resultados de tu negocio? ¿Eres consciente de cuál es la situación de tu empresa y su evolución? Si has hecho dicho análisis y has mirado con lupa los datos, tal y como te explicaba la semana pasada, ahora ya puedes planificar el 2021, que no va a ser tarea fácil.

Habitualmente, planificar el año que empieza ya es complicado de por sí, pues nos basamos en estimaciones y previsiones que no sabemos del cierto si se van a cumplir. Así que realizar este trabajo cuando aún estamos en mitad de una pandemia, cuando las restricciones se mantienen y la incertidumbre de los próximos meses no ha desaparecido… tiene su miga.

Pero no nos pongamos nerviosos. Para empezar, es importante que tomes nota de esto: si algo tiene que marcar la planificación financiera de tu negocio este primer trimestre de 2021 es la PRUDENCIA. A no ser que tu negocio esté dentro de un sector (de los pocos privilegiados) que la pandemia está beneficiando, como el sector de la alimentación, la salud e higiene o la tecnología enfocada al teletrabajo  entre otros.

No es momento de aventurarse con previsiones de ventas demasiado optimistas, ni de aumentar los costes, ni de lanzarse a nuevos proyectos a no ser que los números digan lo contrario. Es mejor aguantar estos tres meses con una estrategia comedida, y si la situación mejora, hacerla más agresiva a partir del segundo trimestre del año. Como ya te he explicado en muchas ocasiones, se trata de que vayas analizando la evolución de tu negocio cada cierto tiempo, para ir adaptando la estrategia a cada momento.

Por lo tanto para planificar este primer trimestre del año, toma nota de los siguientes consejos:

Asesoria financiera para emprendedores Moderación en la previsión de ventas

La previsión de ventas anual siempre suele hacerse en relación a los datos del ejercicio anterior, el problema es que el 2020 no ha sido un ejercicio normal. Pero como estos primeros meses de 2021 apuntan a que seguirán en la misma línea, revisa las ventas del tercer y cuarto trimestre del año pasado, los dos primeros no los tengas en cuenta ya que fueron de parón.

A partir de estos datos, haz tu previsión. Una previsión que se ajuste a las situaciones que hemos vivido de restricciones y que han influido en el consumo. Compara cómo te ha afectado a ti respecto al ejercicio 2019. Es un buen punto de partida para que tus estimaciones no pequen de demasiado optimismtas y tampoco de pesimistas.

Asesoria financiera para emprendedores Contención de costes

Cuando analizamos los costes de los clientes siempre recuerdo la expresión «hacer de cuatro pesetas un duro», una estrategia financiera del ámbito del hogar que utilizaban nuestros abuelos para sobrevivir en épocas de guerra y posguerra. Consistía en ver cómo podían ahorrar, cada vez más, con lo que tenían. Y la única vía, era reduciendo los costes de la casa.

Pues lo mismo sucede con tu negocio. Tienes que hacer el concienzudo ejercicio de revisar todos los costes que has tenido en el 2020, ver si hay algunos que han aumentado y detectar por qué. Y con esta radiografía mirar de qué forma puedes reducirlos.

Reducir los costes te ayudará a compensar la bajada de ventas (si la has sufrido) y te ayudará a mejorar la liquidez en la tesorería.

Asesoria financiera para emprendedores Tesorería controlada

En estos momentos de incertidumbre es muy importante tener controlada la liquidez de tu negocio, es decir, la capacidad para disponer de dinero en efectivo con el que poder hacer frente a los costes del negocio (ya sea para pagar a proveedores, los salarios, alquileres, impuestos, la publicidad y el marqueting…).

Tienes que tener muy claro el periodo medio de cobro a los clientes y el periodo medio de pago a los proveedores para no pillarte los dedos. Para tener controlada la tesorería, las previsiones de ventas y el control de gastos es clave.

Un consejo adicional, si es posible, reserva una parte de dinero efectivo para poder hacer frente a gastos imprevistos

Asesoria financiera para emprendedores Evita bajar precios

Ante la reducción de las ventas lo más fácil es optar por bajar los precios, pensando que así lo vamos a compensar, pero muchas veces ocurre lo contrario, aplicamos esta estrategia de precios sin pensar en el margen de beneficio y acabamos en pérdidas. Pues si vendes sin tener en cuenta los costes que hay detrás de tu producto o servicio, y sin conocer la necesidad de obtener unas ganancias, estás perdido.

Además, al bajar los precios, lo único que haces es infravalorar tu trabajo y perjudicar al sector generando una guerra de precios y competencia desleal que acaba pasando factura a todos.

Son tiempos difíciles, no te lo discutiré, por eso la importancia de planificar, de hacer números, de buscar estrategias alternativas para mantener a flote tu negocio. Y si no sabes por dónde empezar, contacta conmigo y juntos buscaremos las mejores opciones para tu empresa.

Si te ha gustado compártelo!

Suscríbete!

Apúntate a la newsletter para recibir novedades y tips que te ayudarán a organizar las finanzas de tu negocio.

Apuntate a la newsletter

Bien! Ves a tu bandeja de entrada y recibirás un email