Seleccionar página

Últimamente me estoy encontrando con varios casos de clientes que me cuentan que no disponen del balance de situación, ni de la cuenta de pérdidas y ganancias…. porque lo tiene su gestor fiscal!

Contar con un asesor fiscal que nos elabore las cuentas anuales es perfecto cuando no tenemos ningún conocimiento de contabilidad, ya que es mejor dedicarse a tareas que aportan valor al negocio.

No obstante, una vez elaborado, como director o administrador de tu empresa, deberías disponer de esta información porque es la fotografía de la empresa en un momento determinado –que suele ser a cierre de año-.

El balance es la fotografía de la empresa en un momento determinado.

 

¿Qué información te aporta el balance?

 

Refleja el estado patrimonial de tu empresa, o lo que es lo mismo: detalla lo que la empresa tiene, lo que debe y cuál es el capital neto.

Con un vistazo rápido puedes ver cuánto dinero tienes en activos. El activo muestra los medios económicos de los que dispones para llevar a cabo tu actividad. Es decir, cómo se están repartiendo los fondos de tu empresa.

Al mismo tiempo puedes ver los medios financieros con los que cuentas: o de dónde viene el dinero para financiar mi actividad. Puede ser de préstamos, de capital propio, de financiación de proveedores…

El balance de situación nos sirve para hacer una comparativa entre dos periodos

Por ejemplo el balance de cierre de 2018 vs el balance de situación de 2017. Así veremos cómo ha evolucionado la empresa este año, si ha aumentado de riqueza, si las inversiones que hemos hecho han sido acertadas y podemos tomar decisiones de cara al futuro, para saber en qué invertir y con qué dinero financiarlo.

Es un ejercicio que deberíamos acostumbrarnos a hacer durante el año. Ir comparando el balance a cierre de mes, con el saldo de balance del último cierre de año. Así vamos viendo desviaciones y podemos ir ajustando sobre la marcha, ya que una vez cerrado el año no tenemos margen de actuación.

Estructura del balance

 

El balance se estructura en tres partes: activos, pasivos y patrimonio neto.

BALANCE DE SITUACIÓN que es

 

 

 

Asesoria financiera para emprendedores Activos: Son los bienes y derechos de que dispones.

Por ejemplo: existencias, materia prima, clientes pendientes de cobro, dinero disponible en el banco, mobiliario de tu oficina, locales, coches de empresa, etc.

Dentro del activo diferenciamos:

Activo no corriente:

Son recursos a largo plazo (superiores a un año) y que no están pensados para su venta.

Como subcategorías encontramos:

  • Inmovilizado Intangible: el software o patentes que tengamos
  • Inmovilizado material: máquinas, coches de empresa, ordenadores, oficinas, mobiliario, etc
  • Y finalmente las inversiones inmobiliarias: terrenos o edificios que hemos comprado para obtener rentas o plusvalías.

Activo corriente

Son bienes con una duración estimada a corto plazo (inferior a un año) y pensadas para venderse.

Dentro de esta categoría, encontramos:

  • Existencias: materia prima o mercaderías dispuestas para venderse
  • Realizable: las deudas pendientes de cobro que tienes de los clientes
  • Disponible: que es el dinero que tienes en las cuentas bancarias o en efectivo.

 

 

Asesoria financiera para emprendedores   Patrimonio neto y pasivos

 

Patrimonio neto

Recoge la suma de los fondos propios que has invertido en la empresa, los beneficios que has tenido y reinviertes en la empresa (las reservas) y las subvenciones o donaciones que hayas podido recibir.

Pasivo

Son todos los recursos financieros obtenidos por la empresa para poder desarrollar su actividad. Igual que en el activo, también se categorizan por el plazo de tiempo en que tienen que devolverse:

  • Pasivos no corrientes o a largo plazo: son las deudas y obligaciones que tiene tu empresa (préstamos, créditos, hipotecas, etc.)
  • Pasivos corrientes: Son deudas y obligaciones que tienes que pagar a corto plazo, en un periodo inferior a un año, como podrían ser los sueldos, deudas con proveedores, impuestos, etc.

 

¿Por qué es importante entender un balance?

 

Como ya hemos comentado antes, el balance te da la fotografía de la situación patrimonial de tu empresa.

 

El activo siempre tiene que sumar lo mismo que el pasivo+patrimonio neto. Porque todo el dinero que se invierte (existencias, materiales, mobiliario) viene de algún sitio (préstamos, capital propio, proveedores), por lo tanto el activo se financia con el pasivo.

Formula Activo igual PN mas pasivo

Aprender a leer un balance

  

Para analizar tu balance, te puede ser práctico calcular cada parte de las que hemos hablado en porcentaje: por un lado el activo y por otro el pasivo, y dentro de cada uno de ellos las subcategorías que hemos nombrado. 

BALANCE DE SITUACIÓN fondo de maniobra

Visto en porcentajes te será más fácil ver:

  • Cuánto dinero tienes en la cuenta del banco disponible para inversiones del próximo año. 
  • Ver si podrás pagar tu salario y el de tu equipo con el dinero efectivo.
  • Cuánto dinero podrías conseguir en menos de un año si te hiciera falta para imprevistos (realizable) o gastos inesperados
  • Puedes ver cómo es la deuda que tienes,  ¿podrás devolver la deuda con el dinero que tienes la cuenta del banco (activo corriente)?
  • ¿Tienes demasiadas deudas de proveedores o del banco en proporción al dinero que tienes invertido en tu empresa?

La estructura ideal de balance es la siguiente:

 

*  Todos los bienes de tu empresa (software, mobiliario, ordenadores, etc. que hemos visto que es el activo no corriente), debería estar financiado por el dinero que pusiste para arrancar tu empresa: los capitales propios.

*  Las existencias, los productos acabados listos para la venta y todo el dinero de tu cuenta bancaria (activo corriente) tiene que ser mayor -si es posible casi el doble- que el dinero pendiente de pago a los proveedores, los salarios pendientes de pago y las cuotas de préstamos bancarios (lo que conocemos como pasivo corriente). En caso contrario nos encontraríamos con un negocio inestable desde un punto de vista financiero. Esto a la larga, para muchas empresas puede significar entrar en concurso de acreedores.  Porque podemos tener problemas para cubrir los pagos que van venciendo.

*  Las deudas de clientes pendientes de cobro más el dinero que tienes en efectivo disponible (realizable más el disponible) han de igualar aproximadamente a las deudas de proveedores y sueldos a pagar en menos de un año (pasivo corriente).

Espero haberte ayudado a tener una idea de por dónde empezar a analizar tu balance, pero sobre todo a que entiendas que es importante que lo tengas a tu disposición y que te familiarices con la información.

Si te ha gustado el post no olvides suscribirte a la newsletter para no perderte los siguientes artículos. Y si necesitas que te ayude, pide tu sesión de Diagnóstico aquí.

Aspectos a tener en cuenta al fijar descuentos en tus productos o servicios

Estamos a las puertas de la campaña de Navidad y ahora vienen unos días de grandes promociones como el Black Friday, el Cybermonday, entre otros. Unas fechas señaladas a las que cada vez más marcas se unen, y que este año,...
Leer más...

Los 7 errores que cometes como emprendedor

Emprender o iniciar un negocio no es fácil. La verdad es que nuestra cultura emprendedora, aunque en los últimos años parece que empieza a despuntar, se queda muy atrás comparada con la de otros países, y lo mismo pasa con nuestra cultura financiera. Esta falta de...
Leer más...

¿Por qué no puedes olvidar el plan de viabilidad en tu negocio?

No es la primera vez que me oyes hablar del plan de viabilidad, y seguro que no será la última, ya que es clave en cualquier negocio. Como su nombre indica es un plan, una guía para saber qué pasos económicos y financieros debes...
Leer más...

Los 5 pasos básicos para emprender sin perder dinero

Tomar la decisión de emprender no es fácil por todo lo que conlleva: salir de tu zona de confort, cambiar tu forma de vivir y por lo tanto poner en riesgo la vida tal y como la conoces ahora. También quiere decir, invertir dinero sin saber del cierto si lo vas a...
Leer más...

Cómo hacer rentable el negocio de la restauración en la «nueva normalidad»

El sector de la restauración es uno de los más afectados por las medidas de aislamiento social que se aplicaron durante el estado de alarma para hacer frente al coronavirus. Según un estudio de la compañía CHD Expert, el mercado de foodservice (restaurantes, bares y...
Leer más...

Problemas de liquidez: aspectos a tener en cuenta al pedir un préstamo

  El parón de la actividad económica durante el estado de alarma decretado para hacer frente a la crisis sanitaria y las consecuencias económicas que se derivarán en los próximos meses, seguramente están haciendo...
Leer más...

¿Qué hacer cuando la previsión de ventas se va al traste por el coronavirus?

Antes de iniciar el año seguramente hiciste una proyección de ventas para este 2020, basándote en los datos de ejercicios anteriores. En función de esta previsión, obtenemos conclusiones sobre cómo podemos actuar durante el año siguiente: cuánto debes invertir, si...
Leer más...

Si te ha gustado compártelo!

Suscríbete!

Apúntate a la newsletter para recibir novedades y tips que te ayudarán a organizar las finanzas de tu negocio.

Apuntate a la newsletter

Bien! Ves a tu bandeja de entrada y recibirás un email